miércoles, 1 de octubre de 2014

PISTO GALLEGO:


Aquí va uno de mis platos favoritos y que para salpitriquis es ideal, porque cumple con la idea que yo tengo del tipo de recetas que me gusta poner, ya que es una receta tradicional, pero con un toque original o poco conocido.


Por el nombre lo normal es pensar que es gallego claro, pero sinceramente, no tengo ni idea. En mi familia llevamos toda la vida llamándolo pisto gallego, y ahora que lo voy a publicar, resulta que no lo sabemos. Es otra de las recetas de mi bisabuela Sofía, y como vivió allí muchos años, y la receta se la enseñó ella a mi abuela, mi abuela a mi madre, y mi madre a mi, ahora llego yo a publicarla y no tenemos claro que sea de allí.

Para mi es pisto gallego y no lo puedo llamar de otra manera. De la misma manera que mi primera entrada de pollo chino, tiene de chino lo que yo.

En fin, que está muy rico, y lo bueno es que el pisto pasa de ser una guarnición (como es el manchego) a ser un plato único que puede ser acompañado por unas patatitas (como es el gallego).

Vamos al lío!

INGREDIENTES: (para 6 personas)
  • 1 kg de berenjenas
  • 1 kg de calabacines
  • 1 kg de pimientos rojos para freír
  • 1 bote de tomate frito (500 gr)
  • 1 lata de atún en aceite o en escabeche (350gr)
  • 5 o 6 huevos
  • Sal
  • aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

Lavamos y cortamos las verduras en cuadraditos pequeños y los freímos por separado en abundante aceite. Una vez que han escurrido del exceso de aceite, los rehogamos todos juntos, añadimos la sal y el tomate frito. Lo mezclamos todo muy bien para que se vayan ligando todos los sabores.

Agregamos el atún, le damos otra vuelta, y finalmente echamos los huevos y revolvemos hasta que cuajen con la mezcla. Rectificamos el punto de sal y listo para comer.

Consejos:

  • Es mejor comerlo templado que recién hecho, porque está mucho más sabroso.
  • Si quieres hacer mucho y congerlarlo, se puede hacer sin problema porque una vez descongelado, sigue estando buenísimo.
  • Si le pones de guarnición unas patatas fritas en cuadraditos y tienes una buena ración de pan al lado, descubrirás lo que es la vida.





5 comentarios:

  1. Madre mía Esther, que pinta!! con lo que me gusta el pisto, gracias por compartirlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! a ver si lo pruebas y me dices.

      Eliminar
  2. Me gusta la poesía de hoy, Salpitriquis, porque el pisto es poesía (te lo dice uno que es manchego, hermosaaaa..!!)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con eso de hermosaaa no puedes negar que eres manchego. Ésta es una versión distinta del manchego, eso si, el pisto manchego con un huevo frito encima, no tiene precio.

      Eliminar
    2. Gracias por recordarme la cena de hoy, jajajaja

      Eliminar